14.2.17

Recomendación del mes: “Un monstruo viene a verme”

--Contiene spoiler-- 

Por fin, hemos podido ver la película “Un monstruo viene a verme” de J.A. Bayona. Ya hace un tiempo que fue estrenada, con un gran éxito de taquilla y crítica, así como un impacto generalizado en la sociedad. Una vez vista la película podemos afirmar que realmente es una gran película, la cual abarca temas muy interesantes desde el punto de vista de la psicología y el afrontamiento de los sucesos más duros a los que nos enfrentamos, muchas veces desde pequeños. 

Queríamos hacer este pequeño comentario a “Un monstruo viene a verme”, precisamente como forma de agradecimiento de los valores y enseñanzas que transmite. Además, le encontramos gran paralelismo a nuestro trabajo como psicólogas y a las situaciones de las personas a las que acompañamos en nuestra consulta.


La película narra la historia de Connor, un niño de 13 años que debe enfrentarse a la enfermedad y posterior pérdida de su madre, todo un proceso de duelo, aceptación y culpa que la película refleja y transmite a la perfección. Además Connor, vive en un contexto en el cual sufre bullying y su padre vive en otro lugar. Todo ello lleva a Connor a enfrentarse a una variedad de emociones intensas y complicadas de gestionar. Para ello Connor recibe la visita en sus sueños de un árbol-monstruo que le cuenta tres historias, todas ellas con su acertada moraleja, a cambio de que Connor le cuente una cuarta historia propia. A través de dichas historias, Connor llega a comprender como no todas las historias son tan claras como parecen, como la verdad no es siempre blanca o negra, como siempre existen segundas interpretaciones o explicaciones, y como las relaciones humanas no son tan sencillas como parecen. Cuando, finalmente, llega el momento de que Connor cuente su historia al árbol-monstruo, debe enfrentarse a la realidad de sus emociones y pensamientos, y afrontar “la verdad”, gracias a lo cual Connor expresa, acepta, reconoce y gestiona de forma sana todos los sentimientos de culpa que le generan el haber deseado que todo terminara. 

Puede que el guion no sorprenda, que entendamos a Connor en sus comportamientos y que el final se sepa, pero porque nos muestran todas sus facetas, todo lo que va viviendo, y esa es la clave en muchas ocasiones para entender al ser humano, conocer. ¿Y como consigue Connor sanar? Comprendiendo y conociendo también, sacando y enfrentandose a la verdad, pero no solo, sino con alguien que en ese momento le quita la culpa y también le comprende.  

Ciertamente, “Un monstruo viene a verme” es una película muy recomendable de ver, tanto si has experimentado sucesos similares como si no, ya que el afrontamiento de las emociones más duras que nos muestra la película siempre va a ser un gran recurso en nuestros días, tanto para nosotros mismos como para ayudar a nuestras personas más cercanas. 

¿Cual sería tu pesadilla que nunca te atreves a terminar?