31.3.15

Día Internacional de la Diversión en el Trabajo


El trabajo puede ser un lugar donde encuentres diversión y satisfacción, no un espacio de aburrimiento y aislamiento, ir a trabajar desmotivado y sin ganas puede afectar a todas las facetas de nuestra vida tanto personal como profesional, si esta situación se alarga en el tiempo generará consecuencias en nuestro estado de salud. 

Mantener un buen estado de ánimo y un buen sentido del humor nos puede ayudar a mejorar nuestro día a día tanto en el trabajo como en nuestra vida personal, ya que si uno disfruta y se divierte en su trabajo, donde suele pasar entre seis y ocho horas diarias, volverá a casa con una actitud mucho más dinámica y agradable. Tener un buen humor en el puesto de trabajo reduce el estrés, aumenta la productividad, la motivación, la innovación y la creatividad, mejora la comunicación interna y la cohesión, reduce los conflictos, se favorece el aprendizaje (ya que se afrontan mejor los errores), y ayuda a retener el talento. 

El buen humor entre los empleados de una empresa favorece el desarrollo de un mejor clima laboral y aumenta la satisfacción de los trabajadores, además de ayudar a dar una imagen de la empresa más favorable y crear mejores relaciones con los clientes y/o pacientes. 

Existen diferentes estrategias que se pueden poner en práctica para conseguir que nuestro puesto de trabajo sea un espacio más divertido, donde podamos disfrutar de nuestro tiempo: 

  • Trata de reducir las quejas constantes, adoptando una actitud positiva. En vez de expresar la queja directamente, es mejor hablar acerca de alguna innovación reciente o de un ejemplo a seguir. Ante los comentarios negativos de los compañeros de trabajo o de uno mismo es conveniente tratar de reorientar el tema a una visión más positiva, planteando posibles soluciones, en vez de entrar en el círculo de las quejas (en el cual un compañero comienza a quejarse y todos los demás le siguen, generándose un ambiente tóxico y desmotivador de quejas constantes y generales). 
  • También, es una estrategia eficaz, para dar un carácter positivo a la jornada laboral, tratar de halagar o reconocer el buen trabajo realizado por alguno de tus compañeros. Estas actitudes favorecerán en el buen estado de ánimo en tu interior, te sentirás mejor contigo mismo.  

  • Establecer metas reales para ti mismo cada vez que vayas a trabajar. Determina objetivos tangibles a corto plazo, en el periodo de un día o una semana. Establecer metas y cumplirlas hará que tu trabajo sea más motivador y entretenido. Hablar con tus compañeros acerca de los objetivos conseguidos y de los futuros proyectos te ayudará a sentirte motivado y con ganas de ir a trabajar. 
 
  • Ser profesional no significa estar serio todo el tiempo. Es recomendable saber disfrutar y reírse de las cosas divertidas que ocurren en el puesto de trabajo, compartir con los compañeros historias o anécdotas divertidas, chistes, etc. Aprende a reírte de ti mismo, podrás relajarte y divertirte más. 
 
  • No te castigues por tener un mal día, se amable y reservado con tus compañeros y realiza tu labor, sin obligarte durante ese día a sonreír y ser divertido. Todos podemos tener un mal día. 
 
  • También puedes intentar hacer un ambiente de trabajo más divertido, arreglando tu puesto de trabajo (en la medida de lo posible) y decorándola con fotos, plantas o adornos que te alegren y estimulen. 
 
  • Realizar actividades fuera de la oficina con tus compañeros de trabajo como cenas, comidas, ocio, etc. Puedes ayudar a mejorar las relaciones con los compañeros. 



Cuando nuestro lugar de trabajo se convierte en un sitio divertido y alegre nuestras vidas mejoran y también las vidas de las personas que nos rodean, ya que nuestro trabajo es una de las partes centrales de nuestro día a día.

26.3.15

Recomendación del mes: Cobardes

Este mes os queremos recomendar una película sobre el acoso escolar o Bullying. Os recomendamos ver la película española Cobardes del año 2008. Esta dirigida y escrita por José Corbacho y Juan Cruz. 


Los protagonistas son Gabi (Eduardo Garé) y Guille (Eduardo Espinilla). Gabi, es acosado por Guille. Hasta ahí, uno puede pensar que es la típica película de acoso escolar, pero han sabido representar cada uno de los papeles que rodean al acoso escolar. No todo es blanco o negro. Todos tienen sus propios miedos, desde la madre del chico que acosa, que tiene miedo de no conocer a su propio hijo, hasta los profesores. Como todo, si el acoso se ve desde las distintas perspectivas tu opinión puede cambiar. 

¿De qué tiene miedo él que en ese momento cumple el papel de acosador?, ¿de qué tienen miedo aquellos padres que animan a sus hijos a responder con violencia?, ¿de qué tienen miedo aquellos que son acosados para no poder decir ni una palabra a sus padres, profesores o psicólogos? La película, como la realidad, nos muestra que todos tienen miedo y es eso lo que les hace actuar de una determinada manera. 

¿Cómo se podría solucionar? Esto no nos lo muestra la película. Seremos nosotros los que tendremos que pensar en ello. Desde Serenare recomendamos establecer un buen vinculo con nuestros hijos donde estos puedan comunicarse. Veréis varias escenas en las que Gabi intenta comunicarse con sus padres y no puede. A Guille le pasa lo mismo. No podremos hacer nada por nuestros hijos si no nos cuentan lo que pasa. Pensareis… “Eso se nota”. Ved la película y veréis como se puede malinterpretar o manipular la realidad. Hasta el último minuto la pelicula os sorprendera. 

Aquí tenéis el tráiler

17.3.15

Viejas y nuevas formas de ser padres.

Todo cambia, ¿la forma de ser padres también?

Vivimos en una sociedad que ha cambiado mucho, nuevas tecnologías, un mundo sin fronteras, globalizado, y las familias ¿han cambiado? Por supuesto que si, de manera que la forma de ser padre y madre también. Actualmente existen múltiples maneras de llegar a ser padre, varones que genéticamente son padres, mediante relaciones sexuales o por técnicas de reproducción asistida, hombres casados (o no) que adoptan hijos o hijas, familias formadas por un unico progenitor (monoparentales) o formadas por una madre con hijos de una anterior relación y un padre que también aporta hijos de anteriores matrimonios, núcleos de convivencia heterosexuales y homosexuales... y seguro que nos dejamos alguna posibilidad en el tintero. Pero cuando hablamos de ser padre no nos referimos sólo a la filiación, la aceptación de ese rol supone un compromiso, un vínculo afectivo y una responsabilidad en el crecimiento de una persona. 

Hoy nos ocuparemos de dar unas pinceladas a los diferentes tipos de paternidad que conviven en este momento actual y a las nuevas tendencias que nos proponen.

Las formas de ser padre que Bonino, L.(2000) refiere como “viejas paternidades” son los padres tradicionales, el padre amo o rey de la casa, que acumulaba poder pero no dedicaba tiempo a su familia, era el proveedor de sustento que delegaba la crianza en la madre. El segundo tipo de padre tradicional es el patrón educador-transmisor de normas y habilidades, un padre implicado en el crecimiento de sus hijos e hijas para que se desarrollen en la sociedad, y que realizan esa tarea sin cercanía emocional, con distancia. El tercer tipo es el padre ausente, que no desempeña ninguna función, aunque esté presente físicamente. 

Estas “viejas paternidades” que han pervivido durante siglos debido a la tradicional división del trabajo público llevado a cabo por los hombres y el trabajo privado realizado por mujeres, conviven con las nuevas formas de ser padres

Nos encontramos en una sociedad en la que el ideal social de igualdad en derechos y deberes entre mujeres y hombres se va abriendo camino. Este ideal se ve reflejado en una mayor implicación de los padres en la crianza, en beneficio de toda la familia. Fruto de ese ideal surge el padre cuidador (también denominado padre igualitario/participativo) es un padre presente en lo cotidiano, que transmite ternura, que ama, cuida y disfruta de sus hijos e hijas. Un padre que se compromete, que se implica emocionalmente y que ofrece su tiempo que “está disponible”. Por otra parte y, debido en gran medida a los divorcios y separaciones que no llegan a un acuerdo consensuado entre los progenitores, nos encontramos a los padres reclamantes, que quieren compartir o tener la custodia de sus hijos. 

Tenemos que reconocer que los padres actuales tal vez sean padres participativos ayudantes y todavía no sean igualitarios, dado que esta tipología de padre es más una tendencia que una realidad. Los hombres que deciden transitar por este camino se encuentran sin referentes, y tal vez la soledad o el verse como unos “bichos raros” les parezca un obstáculo insalvable. Así mismo hay resistencias al cambio no sólo en los padres, también en las madres. Un gran camino se ha recorrido, pero todavía queda mucho por andar para que esa ansiada igualdad, en todos los espacios de la vida, públicos y privados, sea una realidad. 

Y tu, ¿que clase de padre eres?,¿que clase de padre tienes?

11.3.15

Hermanos: Gemelos y mellizos.

 
Hemos escrito con anterioridad sobre distintas fratrias, pero hay otro tipos de hermanos de los cuales se habla poco: los gemelos y mellizos. 


Los gemelos y mellizos están especialmente vinculados, viven juntos desde que nacen y suelen vivir más experiencias juntos que el resto de los hermanos. 



En cuanto a los roles que toman, es decir, los papeles dentro de la familia, pueden pasar varias cosas: 

Puede pasar que se polaricen, representando uno, al árbol del padre y el otro, al de la madre, llegando a dividirse las familias. Dependerá en parte del respeto que muestre cada cónyuge a la familia de origen de su pareja. 

• También puede pasar que la familia fuerce a uno de ellos a representar el rol de hermano mayor. 

• Si son de diferente sexo puede pasar que el rol se corresponda con el padre de su mismo sexo, es decir, si la madre es más joven que el padre, la mujer ocupara el rol de hermana pequeña (Dancourt 2005 citado en Vega). 

Este tipo de hermanos pueden derivar en algunos problemas si los niños y los padres no saben cómo vivirlo. Explicamos un poco lo que puede pasar: para los gemelos, existe una fantasía. Esta consiste en la existencia de un solo espacio, de un solo tiempo y de una sola posibilidad para los dos. De esta manera existiría, por ejemplo, una única carrera profesional. Es así como surge un modelo extremo y perjudicial de “rol-contrarol”. ¿Qué es eso de “rol-contrarol”? Si uno es guapo, el otro es feo; si uno es hablador, el otro es callado. Uno de estos roles interesante es el de dominador-dominado. Uno de los hermanos domina al otro. Lo interesante es que él que domina se preocupa más por el otro y tiene más necesidad del otro, incluso le resulta intolerable prescindir de él. Sin embargo, el dominado puede prescindir del dominador. 

Si se tiene en cuenta todas estos elementos, el hecho de tener un compañer@ de la misma generación puede ser muy beneficioso

¿Conocéis alguna fratria formada por gemelos o mellizos?, ¿os habéis fijado si ocurren estas cosas?

8.3.15

Día internacional de la mujer 2015

Hoy, queremos destacar un día importante, el día dedicado a la mujer

La consideración hacia la mujer que se ha tenido a lo largo de la historia no siempre ha sido buena. Durante toda nuestra historia la mujer se ha considerado inferior al hombre, desde la antigüedad hasta nuestros días. Y es que en pleno siglo XXI todavía hay mujeres que siguen siendo discriminadas. Por todo esto hoy dedicamos este día a todas y cada una de las mujeres. No se pretende ser más que los hombres ni ser iguales que ellos. Lo que se pretende es ser iguales en derechos y deberes, que se tenga en cuenta todo lo que las mujeres han tenido que luchar para llegar a tener un papel importante en la sociedad. 

Este año está dedicado al empoderamiento, se busca que cada mujer y niña pueda elegir y tomar sus propias decisiones. En estos links tenéis más información: http://www.un.org/es/events/womensday/ y http://www.unwomen.org/es/news/in-focus/international-womens-day 

Y es que en la sociedad actual todavía existe discriminación: en la política, en la religión, en la cultura, en el trabajo... El primer paso que debemos dar para cambiar algo es darnos cuenta de que está pasando, así que vamos a poner algunos ejemplos relacionados con el sistema familiar: 

Se sabe que todavía hay familias en el que la mujer, la madre, es quien realiza todas las actividades del hogar, sin ayuda alguna de sus hijos ni de su marido. Esto puede provocar un desgaste físico y mental que puede ocasionar problemas familiares. Lo ideal es repartirse las tareas, que cada miembro de la familia colabore de la mejor manera que pueda. Técnicas como la de realizar una tabla con las tareas que tiene que desempeñar cada miembro, dividida en los días de la semana, puede ayudar a ello. Si hay niños pequeños pueden ayudar a poner la mesa, y a quitarla, o que hagan su cama. El marido puede ayudar a poner la comida, la lavadora o a pasar el aspirador, lo ideal es organizarse. Todo esto no valdrá la pena si no es una decisión conjunta

Pero existen otras formas de discriminación menos visibles, a veces, porque “en mi casa siempre ha sido así”. En comidas familiares servir primero a los hombres deja a las mujeres por debajo y en segundo plano. Frases como: “Tu padre tiene la última palabra”. Familias en las que no hay un reparto equitativo de las tareas domesticas entre hermanos de distinto sexo. 

Se nos ocurren muchas otras, ¿se os ocurren a vosotros?, ¿crees que puedas estar viviendo o viendo como otros viven algún tipo de discriminación y no estas segur@ de que lo sea? Mandamos un mensaje privado o escribe un comentario e intentaremos resolver vuestras dudas.