26.1.15

Hermanos: Hijos Únicos

En la entrada de esta semana os contamos algunas reflexiones y resultados de estudios sobre los hij@s únicos.


Antes hay varias cosas a tener en cuenta: 

• Los padres están solo para el hijo único, es decir, toda su atención se centra en el hijo o hija. 
• Representara el papel del primogénito y de benjamín a la vez.
• Será la única esperanza paternal. 
• Recibirá la herencia, incluyendo las presiones transgeneracionales con las que tendrá que cargar solo. (Tilmans-Ostyn & Meynckens-Fourez, 2007). 
•Más adelante, cuando los padres tengan problemas de salud u otros, estará solo para arreglárselas y no tendrá la ayuda de un hermano (desventaja) o la posibilidad de enfadarse con un hermano por estas cuestiones (desventaja) (Tilmans-Ostyn & Meynckens-Fourez, 2007). 

Hay estudios que se contradicen. Por una parte, para Falbo (1984 citado en Ledo et al., 2012) los hijos únicos tienen cierta tendencia a la independencia desde el punto de vista social. Coincide con Adler al decir que son hijos que a una edad temprana se comportan en cierta medida como adultos. Por otra parte, Arranz (1989 citado en Ledo et al., 2012) indica que el hijo único tiene tendencia a ser una persona dependiente quizás por la respuesta educativa hiperprotectora de sus padres. 

Hay varios estudios que demuestran que es una posición idónea para el desarrollo intelectual óptimo. Arranz (1989 citado en Ludo et al., 2012) cita a varios autores (Sampsons, Kanmeyer y Breland) que demuestran que solo los primogénitos de dos o tres miembros obtienen puntuaciones superiores en relación con el rendimiento intelectual. Podría explicarse por la mayor dedicación de los padres. 

En referencia a los trastornos de conducta, la frecuencia de estos se sitúa en la media o ligeramente por encima. Se observa que el alcoholismo es la enfermedad que aparece de manera más consistente (Arranz, 1989 citado en Ludo et al., 2012). 

Según Dancourt (2005 citado en Vega) dependiendo del sexo del hijo único tendrá más probabilidades de tener unas características u otras. 

Si es mujer depende más del cuidado de personas mayores que otras mujeres. Quiere que le traten como sus padres lo han hecho con ella. Le gusta llamar la atención, ser la “preferida”, ser aplicada y comprometerse. Siente que sus padres le deben ayudar durante todo el ciclo vital y los conflictos entre ellos le afectan más que a otros. Es más importante para ella contar con un modelo parental inquebrantable que lo material. Esta muy unida a su madre. A veces si ha sufrido algún trauma se hace mayor antes de tiempo. Cuando buscan una pareja suelen ponerles a prueba su capacidad parental. Como madre es muy atenta. 

• Si es varón suele tener mayor madurez intelectual que otros al recibir mas atención que otros niños con hermanos, de hecho si las personas de su alrededor le apoyan en sus capacidades puede llegar muy alto. Puede ocupar roles de liderazgo. Le gusta sentirse amado, apoyado y ayudado. Esta mas familiarizado a tratar con personas mayores que otros. Cuando escoge una mujer lo hace sabiendo que ella le quiere y le respeta tal como es. Puede renunciar a la paternidad con más facilidad que otros. 

¿Alguno de vosotros es hijo único?

20.1.15

La convivencia en pareja

Hoy queremos tratar un tema que acompaña inevitablemente a las parejas: la convivencia. Normalmente las parejas, tras conocerse y llevar un tiempo juntos, quieren compartir una vida en común y deciden irse a vivir juntos. Al principio suele llevarse todo con mucha ilusión, pero pronto empiezan a surgir algunos problemas. Saber convivir es clave para que la pareja funcione. 

Algunos de los problemas que suelen surgir son: 

 - A la hora de elegir la decoración o que comida comprar. Si se tienen gustos diferentes, uno tiene un gusto más conservador y otro más moderno, si a uno le gusta el rojo y a otro el azul... Para gustos están los colores, es imposible estar de acuerdo en todo, así que la tarea consiste en negociar y ceder las dos partes, para que al final estéis a gusto los dos. Por otra parte, no intentéis haceros aliados con el resto de la familia, o algún amigo, pues pueden que surjan nuevos conflictos que antes no se habían desatado. 

- A la hora de poner las normas: Hay que tener en cuenta que cada uno hemos tenido unas normas en nuestra casa, en la de nuestros padres o allí donde nos hayamos criado. Además tendemos a escoger aquellas normas que nos han gustado de nuestra casa, y descartar otras que no queremos para nosotros. Tendremos que hablar con nuestra pareja para descubrir cuáles son las normas que le gustan y cuáles no, y ponerlas en común. Aquí también habrá que ceder y tener paciencia para adaptarnos a unas nuevas normas. Tenemos que tener en cuenta que hay que establecer unas obligaciones, pero también reconocer los derechos de nuestra pareja. No son las normas de una casa o de otra, serán vuestras propias normas. 

 - Pasar tiempo en común: Al principio seguramente queramos estar juntos todo el tiempo, pero también deberemos buscar tiempo para nosotros mismos, deberemos continuar con los hobbies que nos gusten, quedando con los amigos, ir al gimnasio, etc. Se trata de buscar un equilibrio entre el tiempo que pasamos junto a nuestra pareja y el tiempo que nos dediquemos a nosotros. Consiste en no dejar nuestra vida anterior, si no completarla junto a otra persona

-Las tareas del hogar: Es uno de los temas de mayor discusión, pues solemos echar en cara lo que el otro hace o deja de hacer. Como todos sabemos la mujer se ha ido incorporando al mundo laboral y su papel en la sociedad está cambiando. Los cambios siempre llevan un tiempo de adaptación. Recomendamos dejar claro cuál puede ser la función de cada uno. Dejar que las tareas del hogar se vayan haciendo sin una organización seguramente os traerá discusiones. 
 
Laura Pérez Osorio
En definitiva, lo que debemos de intentar es mostrar a nuestra pareja nuestros gustos, las normas que queremos cumplir y como somos, aceptando las suyas, teniéndolas en cuenta y juntos llegar a un consenso para que exista una buena convivencia. 

¡Hoy por ti y mañana por mí!

13.1.15

Recomendación del mes: Modern Family

Este mes, aunque seguramente todos la conoceréis, queremos recomendaros la serie Modern Family.

Narra las vidas de tres familias que están unidas entre sí por lazos de sangre, ya que Jay Pritchett es el padre de Claire y Mitchell. Cada uno tiene a su vez una familia nuclear. Jay está casado en segundas nupcias con Gloria a la que dobla en edad, la cual tiene un hijo, Manny, de una relación anterior. También tienen un hijo pequeño en común. Claire, la hija mayor de Jay está casada con Phil y tienen tres hijos, Haley, Alex y Luke. Mitchell es homosexual y junto a su pareja, Cameron, han adoptado a Lilly, una bebe de origen vietnamita. Existen otros tipos de familia posibles y esta serie lo demuestra. 



Fuente:Wikipedia



Este pequeño sistema familiar compone una singular familia “extensa”, en la cual se desgranan episodios cotidianos de la vida, el primer día de clase, como decidir el nombre de un hijo o hija, la vuelta al trabajo después de un largo periodo como ama de casa... 

La serie está rodada en formato de falso documental, en el que los personajes hablan directamente a la cámara explicando su visión sobre los acontecimientos que surgen a lo largo de los episodios. Esta peculiar manera de enfocar las situaciones nos ofrece no una única visión lineal de los hechos, sino un enfoque subjetivo desde diferentes ópticas. El mismo hecho no se vive igual desde el rol de padre que desde la posición de hijo o hija. Las diferentes vivencias son complementarias y posibilitan que los espectadores se sientan reflejados, en uno u otro papel. 

Los personajes están muy bien construidos, son reflejo de un estereotipo que capítulo a capítulo se monta y se desmonta, Haley la hija guapa y “no tan lista como su hermana pequeña” tiene un gran potencial y cuando encuentra un tema que centra su interés desarrolla todas sus capacidades intelectuales. Mientras que Alex que nunca se ha preocupado por su imagen (tal vez para diferenciarse de su hermana mayor) compite con ella por conquistar al repartidor de pizza. 

El humor que baña las situaciones es fundamental, se pasa del enfado a la risa, del castigo al perdón, mostrando la gran riqueza de las relaciones humanas, la importancia de la familia en el desarrollo personal y social de cada uno de sus miembros, y el gran aprendizaje a lo largo de la vida. En palabras de Jay el cabeza de familia “llevo toda la vida esforzándome por ser un buen padre y todavía la sigo cagando cada día”. 

Desde el año 2009 en el que esta serie estadounidense apareció, ha ganado seguidores a nivel mundial. También ha cosechado grandes éxitos en los premios Emmy. Ha sido la primera serie que consigue ser la mejor serie de comedia en su primer año de emisión, así como al mejor actor de reparto en una serie de comedia todos los años desde el inicio de su emisión. Actualmente está en su sexta temporada. 

Nos quedamos con una frase que dice Jay: 

¿La clave para ser un buen padre? A veces las cosas simplemente salen del modo que quieres. A veces no. Tienes que aguantar porque cuando todo se ha dicho y hecho el 90% de ser papá es sólo estar ahí.
Creación propia