24.6.14

Los hermanos, ni con ellos ni sin ellos.



“Cuando dos hermanos trabajan juntos las montañas se convierten en oro.” (Proverbio Chino)

El interés por las relaciones entre hermanos ha existido siempre. Ya en la Biblia aparece la historia de Caín y Abel y en la historia de España encontramos ejemplos como Isabel de Castilla, la católica y su hermano Enrique IV. También podemos encontrar en los cuentos, algunos ejemplos: La Cenicienta y sus hermanastras, Los enanitos de Blancanieves, los hermanos Dalton… 

¿Por qué debemos de cuidar esta relación? Esta relación, aparte de que suele ser muy intensa y ambivalente (amor/odio), es sobre todo, longeva. A lo largo del tiempo, normalmente, serán los hermanos quienes más tiempo estén con nosotros. Más que nuestros padres, más que nuestra pareja, más que nuestros hijos (Gnaulati, 2002). ¿Alguna vez os habíais parado a pensar en eso?

Además la relación con los hermanos nos puede aportar, entre otras cosas, todo esto:

 Pinterest: Mariangeles Mandagaran
  • Un espacio de adquisición, desarrollo y mantenimiento de habilidades sociales
  • una base para las relaciones con pares en otros contextos sociales, 
  • afecto
  • momentos de juego,
  • habilidades de negociación y resolución de conflictos,
  • desarrollo de la rivalidad, la agresividad o la complicidad y
  • también se intercambian secretos más fácilmente sin el miedo que se tiene cuando se intercambian con los padres. Los consejos que da un hermano/a son mejor recibidos porque en la mayoría de la casos no tienen la connotación moral que tienen los de los padres.

Por otro lado, Branje, Van Lieshout, Van Aken & Haselager (2004 citados en Ripoll et al., 2009) confirmaron que la percepción de apoyo en la relación de hermanos está asociada con la ausencia de problemas de conducta internos como la ansiedad o la depresión y con problemas de conductas en los adolescentes. Stocker, Burwell & Bringgs (2002 citados en Ripoll et al., 2009) encontraron el efecto contrario: existe una relación significativa entre un conflicto crónico entre hermanos en la niñez y problemas de ansiedad, depresión y problemas de conducta en la adolescencia. 

¿Qué os han aportado vuestros hermanos a vosotros? 

Bibliografía:

Gnaulati, E. (2002). Extending the uses of sibling therapy with children and adolescents. Recuperado el 2 de marzo de 2013, de http://www.gnaulati.net/scholarly_articles/2002_extending_the_uses_of_sibling_therapy.pdf 

Ripoll, K., Carrillo, S., & Castro, J. A. (junio de 2009). Relacion entre hermanos y ajusto psicologico en adolescentes: los efectos de la calidad de la relacion padres-hijos. Recuperado el 11 de febrero de 2013, de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=79911627009# 

Tilmans-Ostyn, E., & Meynckens-Fourez, M. (2007). Los recursos de la fratría. Recuperado el 9 de febrero de 2013, de http://es.scribd.com/doc/88496211/LOS-RECURSOS-DE-LA-FRATRIA

17.6.14

Consejos para convivir con los adolescentes del siglo XXI

Al hablar de adolescentes, postadolescentes y jóvenes nos estamos refiriendo a una etapa del ciclo vital, caracterizado por un conjunto de prácticas, personales y grupales, que la persona destina a descubrir quién es, a descubrir gran parte de un mundo desconocido (o a descubrirlo de otra manera), y, en definitiva, a ir decidiendo qué quiere hacer con su vida.

Pinterest: abc.com
En general, es una etapa difícil, que todos hemos pasado en algún momento. Aun así, en ocasiones, a padres, madres, abuelos, abuelas, profesores, etc. nos cuesta lidiar con ellos.

Por ello, os vamos a dar unos consejos para convivir con los adolescentes:

    Pinterest: Disciplinapositivaespana.com
  • Lo que son y lo que intentan ser se corresponde con aquello que ven en su alrededor (compañeros de clase, gente del colegio, amigos, primos, vecinos, novios….) y con todo lo que el adolescente ha vivido en su pasado, su historia.
  • Dale libertad, pero con normas: Lo que sienten, lo que dicen, lo que hacen tiene que ver con su evolución como persona, y el adolescente no será igual a los 14 años que a los 17 años. Lo mejor es no exigirles que hagan cosas de adultos ni tampoco recriminarles que hagan cosas de niños. Ellos necesitan que les des libertad, pero siempre controlada por normas o límites.
  • El proceso de desarrollo de los adolescentes no es lineal: es decir, el adolescente crece a diferente ritmo en diferentes áreas. Puede ser que un chaval todavía no esté desarrollado físicamente, pero sea capaz de razonar como un adulto, y viceversa. Dale tiempo.
  • El distanciamiento es normal: Al inicio es normal que adolescentes y  padres tengan un distanciamiento cada vez mayor en su relación. Es bueno dejar ese espacio de intimidad y no invadirlo. Cuanto más te entrometas en su intimidad, más querrá distanciarse. 
  • La imagen es muy importante para ellos, pero no lo es todo: Existe un aspecto muy característico de la adolescencia, que es que tienden a imaginar que están permanentemente “en escena”, que son el centro de atención. Por ejemplo, un chaval teme asistir a una fiesta porque cree que todo el mundo va a ver el grano que le ha salido en la cara. Y además hay que saber que, aunque el adolescente desea ser y verse atractivo, también necesita y busca otras cosas: cariño, amor, consejo, que le escuchen… ¡No es un extraterrestre!
  • Adviértele, déjale que se equivoque y no se lo reproches. Hay veces, que cuanto más le dices que no haga algo, el adolescente más lo hace. Hay que dejar que se equivoquen y a la vez ayudarles a sacar provecho de sus experiencias, funcionen bien o mal. Es característico de los adolescentes pensar que son “invulnerables” ante las consecuencias peligrosas de una conducta de riesgo.
Pinterest: Lizzie Bowers
Aun así, hay veces que los problemas en casa son más graves. En esos casos habría que acudir a un profesional que ayude u oriente a la familia para que la convivencia en casa sea mejor. ¡Ponte en contacto con nosotras!

10.6.14

La recomendación del mes: Libro "La ley del Espejo"

Este mes os queremos recomendar un libro: La ley del Espejo. 




El autor de este libro es Yoshinori Noguchi. Nació en Hiroshima en 1963 y esta graduado en la Facultad de Economía de la Universidad de Hiroshima. Trabajo en una empresa de recursos humanos: Recruit, en 1999 abrió una consultoría y en 2003 fundó la empresa Coaching Management. 

Se trata de un libro corto y fácil de leer, recomendado para personas que, quizás por miedo, les cuesta mirar en su interior. Nosotras creemos que en media hora puedes terminarlo. Además estamos seguras de que una vez empieces, ¡no podrás parar hasta que llegues al final!

Cuenta la historia de una madre preocupada por su hijo. Los compañeros de colegio de su hijo no quieren jugar con él y le crean un gran vacío. Siente que nadie le puede ayudar. Su marido le da una tarjeta de alguien que quizás pueda ayudarle: Yaguchi que “sabe mucho de psicología”. A partir de entonces, se suceden una serie de llamadas telefónicas que harán que la angustia de esta madre desaparezca.

 Si estáis interesados en leerlo, podéis comprarlo en Amazon.

 CUIDADO: A PARTIR DE AQUÍ PODEMOS DESTAPARTE EL FINAL

En resumen para nosotras esta madre hace que desparezcan sus preocupaciones mirando en su interior y en sus propios miedos. Como el autor del libro, pensamos que antes de intentar modificar a los otros, es más recomendable buscar en nosotros. Tuvo que verse a sí misma como hija antes de poder encontrar su lugar como madre.

 Os dejamos dos fragmentos del libro: (¡Os recomendamos no leerlos si vais a leer el libro!) 

                             “Los acontecimientos que ocurren en la realidad son el «resultado». Cada «resultado» siempre tiene una «causa». Y esta causa se halla en su interior. Es decir, debe saber que la realidad de su vida es el espejo que refleja su interior. Por ejemplo, cuando se mira en el espejo se da cuenta de «¡Ah! Me he despeinado» o de «Hoy tengo mal color». ¿Verdad que sin espejo uno no puede verse a sí mismo? Considere que la vida es como un espejo. Gracias al espejo que es la vida podemos darnos cuenta de la propia persona y tenemos la oportunidad de cambiar. La vida está hecha para permitir desarrollarnos hasta donde sea.”

 Al final del libro el autor nos propone una reflexión: 

                               “Por cierto, ¿qué hace usted cuando no le gusta su imagen reflejada en el espejo? Por ejemplo, si se mira en el espejo y ve que está despeinado/a, ¿qué hace? Por mucho que extienda la mano para arreglar los cabellos de su imagen en el espejo, ¿verdad que no lo conseguirá? Probablemente lo que hará será extender la mano hacia su cabeza y los arreglará. De forma parecida, para resolver de raíz los problemas de la vida hace falta eliminar la causa que se halla en el propio corazón. Si no cambiamos nuestro interior, y únicamente esperamos que cambien los otros y las situaciones, no conseguiremos lo que deseamos.” 

 












3.6.14

¿Por qué las personas no acuden al psicólogo? Segunda parte

La semana pasada os presentamos la primera parte de esta entrada. Seguimos reflexionando sobre porque las personas no acuden al psicólogo.

Creación Propia
 

  • Se puede tener miedo a descubrir cosas de nosotros mismos. 
    • ¿No sería mejor descubrirlas si es que las hay y enfrentarse a ellas de la mano de un profesional? 
  • No se cree que la magia exista y comparan a los psicólogos con los brujos
  • John McNamee
    • Los psicólogos no tienen ninguna varita mágica, ni pócima, ni hechizo. Se basan en estudios científicos. Lo que poseen son una carrera, una experiencia y un conocimiento de la mente y conducta del ser humano.
  • Porque creen que el terapeuta no hace nada, excepto cobrar. 
    • Realizar una terapia eficaz conlleva un trabajo antes, durante y después del tiempo con los personas que acuden a terapia. El psicólogo interviene con el lenguaje verbal y no verbal, con sus técnicas y herramientas, con tareas, y por supuesto, también escuchando. 
  • Puede que no se esté de acuerdo con todas las razones de arriba pero la presión social, el miedo al qué dirán puede con ellos. 
    • Pinterest: Paola Calvetti
    • Nada mas decir que: “Ande yo caliente, ríase la gente”. Aquellos que critican a otros por ir a terapia no son los que están sufriendo.
  • Razones económicas
    • Hay veces que las consecuencias de algunas dificultades conllevan más problemas económicos de los que creemos. Como cuando hace frío e invertimos en un buen abrigo, cuanto mejor sea el abrigo mejor pasaremos el frío y quizás nos ahorremos el resfriado que luego tendremos que curar. 

 ¡Os retamos a nombrarnos alguna razón más!


Pinterest: Bakano Spot Wear




1.6.14

Junio: Mes internacional de la esterilidad

Una de las posibles causas que pueden debilitar la relación de las parejas se debe a la infertilidad o esterilidad de alguno de sus miembros. Este mes de junio es el mes de la esterilidad, así que os vamos a dar algunos datos sobre ello, por si existe alguna pareja que se encuentre en esta situación, o que pueda estarlo en algún momento.


Creación propia

Antes de empezar nos gustaría diferenciar entre infertilidad y esterilidad. Según la OMS, La infertilidad es una enfermedad del sistema reproductivo definida como la incapacidad de lograr un embarazo clínico después de 12 meses o más manteniendo relaciones sexuales no protegidas, mientras que la esterilidad se considera como la imposibilidad absoluta de concebir.

La comunidad científica señala que existe una serie de factores que inciden directa o indirectamente en la infertilidad: las enfermedades de transmisión sexual, el consumo elevado de alcohol, tabaco y drogas, algunos medicamentos, los trastornos de la alimentación, el estrés y la ansiedad así como otros relacionados con los métodos anticonceptivos utilizados y la edad de la mujer (el retraso en la decisión de tener hijos).


Pinterest: Cary Jordana espanol.babycenter.com

Sin embargo, los condicionantes responsables de la infertilidad o esterilidad no parecen amenazar, a priori el equilibrio y bienestar de la pareja.  Entonces, ¿qué puede debilitar la relación de pareja? Es un problema complejo con una amplia variedad de manifestaciones y ante el que cada pareja puede responder de manera diferente. Por lo tanto, dependerá del tipo de infertilidad que presente cada pareja, del modo de afrontar el problema y del rol que adopte cada miembro de la pareja. Será en estos momentos cuando las parejas experimenten frustración y fracaso respecto a sus expectativas y deseos de procreación y de convertirse en padres.